martes, 22 de mayo de 2012

LA DESPEDIDA....










Marta lo conducía hasta el lugar dónde lo dejaría ya para siempre... Sabía que no podía dar marcha atrás, pero aún así no podía negar la tristeza que sentía por el hecho de dejar a su viejo amigo en aquel lugar dónde ni siquiera podría descansar en paz...

Observando como se lo llevaban... en su pecho sentía como si una lanza atravesase su corazón.
Lo observaba ya viejo, y que con su vejez  se llevaba un trozo de su ser... con él había vivido momentos muy intensos, en los que en los años que habían estado juntos nunca le había fallado.
Marta pensaba si él se preguntaría porqué ella dejaba que lo tratasen así...
Acariciandolo por última vez y con un profundo suspiro, de sus labios salieron tres palabras: -Adiós Viejo Amigo...-a sabiendas de que él no le contestaría...
Esperó con el alma encogida viendo lo que no le gustaba ver... pero sabía que no le quedaba otra alternativa.
Un sentimiento de amargura embargaba su alma  al firmar la sentencia de muerte de ese viejo y querido amigo... unas lágrimas salieron de sus ojos que escondería bajo sus oscuras gafas de sol. 
Marta salió de aquel cementerio de coches entristecida, sabía que él... con cada trozo se llevaba trozos de grandes emociones vividas... de aventuras y desventuras...de risas y lágrimas, de prisas y calmas, de lluvias intensas, de preciosas puestas de sol..., de calor y frío... frío que ahora sentía al despedirse de una parte de sus andanzas vividas, para luego vivir nuevas experiencias y aventuras con otro que lo reemplazaría...
Miró hacia atrás y aún sabiendo que desde aquel momento era tan sólo un montón de chatarra, su corazón sólo podía sentir que con él se iba una parte de su existencia...había llegado el momento de despedirse para siempre  de aquel amigo fiel con el que había compartido tantos viajes... y tantas aventuras...

   





71 comentarios:

  1. en un principio pensé que hablabas de un perro, fiel compañero... pero comprendo y comparto, que a las cosas puramente materiales también se les coge cariño.

    biquiños,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aldabra, si es verdad que esas dos palabras Amigo y Fiel siempre nos recuerdan a una mascota, y que casi siempre es a un perro,pero bien es verdad que una cosa tan material como un coche que no tiene corazón ni vida puede a veces crearnos un sentimiento de cariño,quizás no sea por él, si no por los recuerdos que se quedarán para siempre entre ese momtón de chatarra.
      En fin... una que a veces le sale la vena sentimental...
      Un beso.

      Eliminar
  2. Ayy amiga...tienes todísima la razón...uno se encariña muchísimo con sus cosas incluyendo claro...los autos..y da una pena enorme cuando tenemos que deshacernos de él.. solo he tenido un auto..me lo regalo mi mami...pero despues de 3 años, ya no daba para más. obvio desde que lo compramos era de segunda mano...y en verdad sentí mucho, muchísimo tener que venderlo a la chatarra de autos. :(

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyy Diazul...me parece que tú y yo juntas íbamos a ser un mar de lágrimas despidiéndonos de nuestros cachivaches jajaja...
      No sé...pero a mi hay cosas que me parecen que han tenido vida propia, pues gracias a ellas hemos disfrutado de ciertos privilegios que no lo haríamos no teniéndolas.
      Un besito y gracias por pasarte.

      Eliminar
  3. Ami me ha pasado lo mismo, pensé que hablaba de un perro....porque ami me paso !
    Si supongo que nos puede pasar con cualquier cosa material ...un saludo y besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa! si que es verdad que hay cosas que parecen totalmente absurdas...pero creo que en el corazón hay sitio para muchas cosas...
      Un besito y encantada de que estés por aquí.

      Eliminar
  4. Puedo entenderte perfectamente, me pasó algo parecido, cuando vendí un coche que adoraba y me costó mucho desprenderme de él, la chica que me lo compró me dijo: por qué lo vendes tan barato, a mí no me habría importado pagar el dobre. Y le contesté que no lo vendía por dinero, sino porque mis necesidades eran otras, pero quería que estuviera en buenas manos, y elegí a la persona que me di cuenta que mejor lo trataría. Claro que se les toma cariño, y mucho.

    Besitos desde mi mar,

    ResponderEliminar
  5. Ay Yashira...creo que ya somos tres blandengues,pues... tú ,Diazul, y yo, somos un peligro con los trastos que ya dejan de funcionar, veo que las tres somos unas sentimentales jajaja...
    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Me recuerda a la subida al marayama ,aunque por lo visto es un coche , lo material es material , el problema es cuando un trozo de algo incorpora sensaciones , recuerda momentos vividos , risas........... deja de ser material , hay gente que desprecia lo material , gente que se cree sensible por que desprecia lo material , son gente insensible , cerrada en su pobre alma ,cuando cualquier cosa te llena de sensaciones es por que estas vivo. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manolo, si que es verdad que cuando cualquier cosa te llena de sensaciones es porque estás vivo,pero a veces sería mejor no encariñarse tanto con objetos, ya que al fin y al cabo son sólo eso, objetos...y muchas veces no nos desprendemos de ellos por lo que significan,pero si nos dejamos llevar por esas emociones, al final se nos convierten en un pesado lastre...
      A si que...queramos o no, todo tiene su final, aunque nos duela.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Sí, pensé que se trataba de un alma que había encontrado al fin el descanso perpetuo, pero cuál fue mi sorpresa, se trataba de los trozos malditos de chatarra que más odio, los automóviles. Si no fuera porque lo necesito, con qué placer lo destrozaría personalmente, solo de pensarlo me excito. Buen final para tan malévolo artefacto. Aun recuerdo como lloraba una enamorada que tuve al dar de baja el coche de nuestros encuentros, para comprar uno nuevo, y no sollozo cuando la deje, más bien se alegro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja...si señor me ha gustado esta contrariedad...
      No dicen que... ¿amor y odio van juntos?,desde luego en este caso no sé,pero está claro que hay quien los despide con fiesta y hay quien, con tremenda tristeza...
      Al fin y al cabo quizás no sean ellos el problema si no nosotros mismos.
      Un saludo y gracias por estar aquí Mikael.

      Eliminar
  8. Buen relato y comparto tu sentimiento. Mi primer coche fue un renault-7 ¡Que tiempos! Lo viejito y machacaito que lo dejé, ¡pero me ha dado tan bellos recuerdos! Cuando lo veo en las fotos, aún lo añoro ¿a él o a esos tiempos?... a los dos.

    Besitos y abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teresa, muy buena pregunta la que te has hecho, creo que eso pasa con todo lo que nos rodea... quizás sea porque son el testimonio de lo que hemos vivido y por eso nos da pena alejarnos o deshacernos de ellos...
      Pero como todo en esta vida,hay que pasar página aunque de vez en cuando echemos una miradita hacia atrás,que tampoco está mal...
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Luna!!
    Al principio pensé que hablabas de un perrito,hasta que leí lo del cementerio de coches o chatarrería,jaja,si que son importantes los coches y hasta le llegamos a coger cariño,eso dicen...eso dices tú,yo es que nunca tuve coche.

    Lo has relatado estupendamente con mucho cariño!!

    Un fuerte abrazo cielo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estrella!!
      Bueno si es que no has tenido coche seguro que habrás tenido algo de lo que desprenderte de él no te haría muy feliz,y si no es así yo te explico:
      1ºEs un sentimiento de abandono dónde parece que le estás haciéndo una faena y que no se lo merece.
      2ºTe sientes cómo que le estás fallando y que por ser viejo te molesta.
      3ºQue... al fin y al cabo le estás haciendo una put....(bueno no sigo...)jajaja...en fin ...que voy a decirte...!!
      Un besito Estrella.

      Eliminar
  10. Caramba Luna que sentimiento por tu coche, jaja, la verdad es que se les acaba tomando cariño y cuando hay que desprenderse de ellos, se llevan un poquito de nuestro corazón.
    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  11. Hola MªPilar, Ya ves ...esto es la leche!!
    Nunca sabe un@ dónde deja una parte de su corazoncito...supongo que por algo somos humanos y no máquinas jajaja...
    Bueno ya ves... me salió la vena sensible ,será este tiempo que me trae de cabeza...
    Un besito.

    ResponderEliminar
  12. Da mucha pena, es verdad. Si los coches viejos hablaran dirían cosas de nosotros que desconocemos, porque pasamos muchas horas dentro de ellos y nos comportamos de forma diferente al resto de situaciones de la vida.

    Has escrito un homenaje que alguien debía escribir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanjo!!
      Estoy de acuerdo contigo cuando dices que si pudiesen hablar, nos sorprenderíamos de lo que pudiesen decir de nosotros...
      El fin de un coche es poder hacer desplazamientos con ellos para facilitarnos un poco la vida,pero bien es verdad que muchas veces se convierten en verdaderos refugios,dónde se viven alguna que otra experiencia y muchos sentimientos...
      Un saludo.

      Eliminar
  13. Pensé, al principio, que se trataba de algo con vida...
    Jolínes, me has llevado fenomenalmente por la tristeza al deshacerse de un coche.
    En casa de mi tíos tenían un coche al que llamaban "Er Felipe" (mi tío es andaluz y habla azí, con la zeta) y era como uno más de la familia. ¿Dónde está el tío?... con Er Felipe que le tocaba revisión. Ya te digo como un miembro más.
    Muy bueno, reina.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Towanda!! Bueno... al menos me consuela saber que no soy la única que ha sentido un cierto cariño por algo tan material,quizás sea porque todo tiene o carece de importancia según las vivencias que hayamos tenido...
      Para tu tío y Er Felipe un cariñoso saludo, y que esa revisión sea sólo eso, una simple revisión,que todos con los añitos la vamos necesitando...
      Un beso Towanda.

      Eliminar
  14. querida amiga, cuantas veces he sentido yo eso, con mi carro, sí.. realmente.. sobre todo con algunos que compartieron conmigo muchas, muchas pero que muchas emociones, vivencias, miedos y pasiones..

    me ha encantado..

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Altair, parece que ya somos unas cuantas las que el despedirnos de los viejos coches nos han producido una cierta tristeza, quizás porque en ellos dejamos como tu dices, una parte de nuestras vivencias...
      Un besito.

      Eliminar
  15. Magnifico, amiga, me encantó el golpe de timon que, de golpe, das a la historia.

    Magnifico.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antiqva!! me alegro de que te haya gustado...
      Es siempre un placer tenerte por aquí.
      Un saludo.

      Eliminar
  16. ¡Hola Canto de Luna!!!

    ¡Ay que susto! Creí otra cosa... al principio. Estuve en suspense hasta cerca del final.
    Un relato magnifico, supongo que le sucederá a mucha gente... Sobre todo el que tuvo suerte con el coche. Porque hay coches... Que mejor no recordarlo, aunque el que conduce es quien tiene que saber que un coche es un arma de matar.

    Ha sido un placer pasar por tu casa y leerte.
    Te dejo mi gratitud, mi abrazo y mi estima. Se muy feliz.

    ResponderEliminar
  17. Hola Marina ,espero que ya estés recuperada del susto jajaja...
    Si que es verdad que en este caso el coche había sido una joya, pues la suerte con él nos acompañó durante esos años...
    Muy buenos recuerdos... quizás sería también por como la vida nos trataba.
    Quizás sea porque asociamos tiempos pasados y acontecimientos y el resultado se nos queda dentro de nosotros para siempre..
    Bien es verdad que el que ha tenido alguna que otra mala experiencia seguro que para nada siente lo que yo relato.
    Pero para que no sean máquinas de matar hay que tratar de ser prudentes,que no siempre lo somos,y aun así creo que estas máquinas no son las culpables, si no quien las mal utiliza.
    Un besito y agradecida por pasarte.

    ResponderEliminar
  18. Mi blog es experiencias y reflexiones t sigo desde hace tiempo , ese fue primer blog .un besin.manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manolo que si que ya me sonaba a mi que eras tú...
      Gracias por estar aquí y seguirme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Aunque ya lo dices al principio, en un primer momento no me di cuenta de a quien se refería el texto. Pensé en un ser querido, o en un fiel amigo como el perro.
    Pero ya veo que no.
    A mi también me pasó cuando tuve que deshacerme de mi coche viejo. Humanizamos nuestras pertenencias demasiado. Pero nos ayudan en nuestros quehaceres diarios y en cierto modo es comprensible que lo hagamos.
    Un buen relato para este amigo fiel.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariola!
      La verdad es que sería mejor no encariñarse tanto con las cosas pero es algo que a veces es inevitable...
      Quizás fuese porque había sido el único que terminó en un desguace y no con otro propietario.
      En fin...
      Un beso.

      Eliminar
  20. Hola querida Luna
    Primero pensé que se trataba de un ser querido; los objetos forman parte de nuestra vida y nosotros mismos les damos vida, los amamos, y nos encariñamos con ellos.

    Yo de niña, me levantaba en mitad de la noche para entrar a la casa el banquito de madera que me había dejado en el patio y que me lo había hecho mi papá. Mi mamá no quería y yo me encaprichaba y hasta lloraba si no me dejaban entrarlo, parecía que le quería dar cobijo.

    Así siempre fui, muy apegada a todo: personas, animales y objetos.

    Besos
    Me gustó mucho tu relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luján es que parece que algunas no tenemos remedio...esto debe ser el instinto maternal muy acusado jajaja...
      Pero creo que tambien dice algo de nosotras,que somos muy requetecariñosas y que tenemos buenos sentimientos...
      Un besito, y... quizás ese banquito sea el motivo por el que tengas un rincón tan tierno.

      Eliminar
  21. Huy que susto, creí que estabas contando la historia de una mascota que se había muerto o que estaba a punto... Buf. Menos mal que era un coche.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranqui tranqui, Campoazul... que todo pasó ya,y si, era algo que supuestamente no sufre...
      Un besito.

      Eliminar
  22. Hola guapa ,
    decir adios es siempre triste.... me gusta muchoooooooooo.besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Duendes, claro que es triste decir adiós, pero en este caso ya ha sido reemplazado por otro que posiblemente termine de igual forma,pero...no podemos guardar todo.
      Un besito.

      Eliminar
  23. Es verdad que se les coge cariño, y son fieles guardianes de secretos. A veces hasta he mantenido conversaciones con el mio a si que te entiendo muy bien. Aunque he tenido la suerte de no tener que llevar ninguno a chatarra. Un bornito relato lleno de sentimiento, me engañaste al principio jajaja. Un bessito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Men...mil perdones por el engaño jajaja...
      Bueno... menos mal que no soy la única que ha sentido tanto cariño por un coche, y que ha hablado con él aúnque fuese para llamarle algo no muy bonito cuando creías que te iba a hacer una faena jajaja...
      Un besito.

      Eliminar
  24. Decir adios siempre resulta dificil...cuantas cosas de tu vida pasaron en ahí, verdad? Pero ya sabes lo que dicen, a rey muerto, rey puesto.

    Un besote amiga

    ResponderEliminar
  25. Hola Victor!!
    Pues es verdad que a rey muerto rey puesto...y gracias que por lo menos un@ se pueda permitir cambiar de coche cada ciertos años, pues para muchas personas es una necesidad casi más que un lujo...pero eso de cogerles cariño me imagino que no todos somos iguales...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Jamas hubiese pensado que pudiera alguien decir cosas tan bonitas de un viejo coche, no pasa por mi imaginación y tu lo has hecho, eres magnifica amiga mia.
    Por suerte para mi ni el trabajo que ha sido variado, ni los utensilios usados durante toda mi vida les he tomado cariño, tan solo a las personas y compañeros y sobretodo a las compañeras de las que siempre me he enamorado en silencio, y naturalmente si que tienen mi cariño pero el coche por ejemplo o la moto los cambio máximo cada 4 años y si he podido cada dos o tres años y jamas los vuelvo a recordar, por eso me fascina lo que has escrito y te admiro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Hola Vicente!!
    Quizás yo tampoco me hubiese podido imaginar que de mi corazón saliese un poco de ternura hacia algo tan absurdo, pero nunca sabemos lo sensibles que somos hasta que nos tocan el corazón...supongo que hay personas demasiado apegadas a todo lo que nos rodea y desprendernos de ellas nos supone una pequeña tristeza en nuestro corazoncito,pero una cosa si está clara que a... rey muerto rey puesto...
    En fin...si es que soy una sentimental!!

    ResponderEliminar
  28. Triste despedida es aquella en la que debemos dejar atrás a una persona que nos ha marcado profundo, como es el caso. Como siempre, tus versos vienen cargados de la belleza de tu alma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª Jesús,claro que las despedidas son tristes y más si son para siempre...
      Un besito.

      Eliminar
  29. Ciertamente, hay algunas cosas que nos fueron muy útiles y que tuvimos por mucho tiempo a las que finalmente le tomamos cariño y nos cuesta desprendernos de ellas, a mi me pasó con un reloj que tuve por muuucho tiempo.

    Muchos abrazos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rayén!!
      Bueno veo que si no es una cosa es otra pero parece que siempre le cogemos cariño a algo,será porque tendrá algún significado en nuestras vidas...
      Un besito.

      Eliminar
  30. Amiga..me gusto mucho tu texto..decir a dios siempre es triste..un abrazo para ti..besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Faylinn, si que es verdad...en algunos casos el adiós es triste pero a veces necesario...
      Un besito.

      Eliminar
  31. Un gran final como corresponde a la trama de un buen cuento. Sorpresivo total, cómo imaginar que hablabas de un coche, pero es verdad esa historia me ha pasado dos o tres veces y en ese abandono parece que dejas un trocito de tu vida que ya no volverá.
    Eres muy lista y muy intuitiva escribiendo. Perdona que no esté atenta, sigo de viaje y estoy distraida del blog y mis amigos. Besos.

    ResponderEliminar
  32. Hola Maribel!!
    Siempre encantada de que dejes tu comentario, no te preocupes por no estar atenta en estos momentos ...
    Te deseo que disfrutes de tus vacaciones en Alemania...ya tendrás tiempo para hacernos tu visita que cómo siempre es bien recibida,pero lo importante es que mientras estés por ahí aprobeches lo máximo posible para luego llenarnos de poesías cómo siempre lo haces con tan buen gusto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Me engañaste!!Cuando empecé a leer tu relato, pensaba que hablabas de algún animal domestico.
    Poco a poco me di cuenta que hablabas de tu coche. Lo cierto es que al final, te relacionas con lo que tienes más cerca, y él te ha llevado a todos lados, ha escuchado tus risas, tus lloros, tu impotencia.... todo.
    Me ha gustado.
    Moitos bicos

    ResponderEliminar
  34. jajaja Hola Lembranza, bueno ya veo que te ha pasado lo que a casi to@s, es que es un poco raro sentir algo así por un objeto,pero cuando un@ tiene la vena sentimental no hay quien lo aguante jajaja...
    Un abrazo y agradecida por tu paso.

    ResponderEliminar
  35. Lo había querido mucho realmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David ,un placer que estés por aquí...

      Un abrazo. y gracias por dejar tu comentario.

      Eliminar
  36. Muchas gracias por quedarte en mi Rincón y por tu comentario...
    Yo tambien me quedo en tu casa. Muy bueno tu post ajajajaj yo tambien tendre que despedirme del mio cuanto menos me lo espere son ya 13 años y mas de 300.000 Km pero de momento seguiré disfrutando de su compañia ;)))
    Salu2 desde Madrid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ceditas,todo un placer haber llegado a tu espacio ,como lo es qu tú vengas a conocerme, gracias por quedarte y dejar tu comentario.
      Un saludo.

      Eliminar
  37. Hola amigita..gracias siempre por visitarme...te deceo un hermoso dia..leno de bendicones..besos..Michelle

    ResponderEliminar
  38. Jiiijiji yo era la mamá de aquel banquito y así de todos los objetos, tienes razón lo del instinto maternal, me pasaba con las muñecas, con los animales, con todo aquello que quiero. Somos muy sentimentales y cariñosas, apegadas y sensibles. A veces, se sufre un poco por ser así...

    Te mando muchos besos
    Cariños y gracias por venir siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luján por ser como eres, pues se nota tu sensibilidad.
      Un besito.

      Eliminar
  39. Amiga.. espero que esté muy bien.. paso a avisarte que en mi blog hay un premio para tí.
    http://diazulysuspremios.blogspot.mx/

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diazul,esoy un poquitito vaga pero muy bien.
      Pasaré a buscar mi regalito dándote las mil gracias por acordarte de mi.
      Un besito.

      Eliminar
  40. Respuestas
    1. Gracias Giancarlo por llegar hasta aquí, en cualquier momento pasaré a conocerte.
      Un saludo.

      Eliminar
  41. Amiga mia, esto en mi tierra se llama "vagancia" ¿Cuanto tiempo llevas sin decir nada en tu blog? Eso no esta nada bien, te esperamos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja....Pues si Vicente, es que estoy de una vagancia que no puedo con ella,será este tiempo que tenemos aquí,jajaja...
      Gracias por venir a echarme la bronca para ver si me pongo las pilas y gracias por esperarme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  42. Hola amiga espero estès bien!!
    te deseo una semana muy hermosa com ternura te dejo miles besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mis dulces Duendes...perdonarme por no visitaros,estoy un poquillo vaga pero estoy bien.
      Pasaré a visitaros.
      Un besito enorme.

      Eliminar
  43. Amiga, no sera que te has ido...

    Es que se te echa en falta...

    ResponderEliminar

Porfa...¡No te vayas sin decirme algo!